Las fugas de gas no son un juego, y mucho menos se deben tomar como si fueran una de agua, por ejemplo. Si bien es cierto, que el gas es elemental para los hogares, el riesgo que representa también es importante, por ello se debe tener especial cuidado en las instalaciones y estar atento a posibles fallas: el monóxido de carbono es altamente tóxico e inflamable.

reparación de tuberías

Entre las principales causas de fugas de gas son el descuido: dejar encendida la estufa después de cocinar, dejar entrar a la cocina a niños pequeños sin la atención requerida, entre otros; también la falta de mantenimiento de los electrodomésticos que utilizan gas es un motivo; y las malas condiciones y falta de atención a las instalaciones en el hogar.

instalación de boiler

En el caso de los edificios viejos la situación de las tuberías es poco óptima, por ellos, los inquilinos deben pedir constantes revisiones. Y al interior del hogar, los integrantes de las familias deben estar atentos constantemente a mantener todas las llaves de gas cerradas, así como evitar cualquier situación que puede derivar en un accidente.

Estas acciones te mantendrán seguro a ti y a tu familia.